DEFENSORA

La biografía de Fabien es la de una vida entregada a la defensa de los derechos de las personas migrantes. Superviviente de tragedia, militante en Marruecos, acabó por ser reconocido internacionalmente como defensor hasta sus últimos días.

26 marzo 1979
Camerún

Fabien Didier

Nacido en Omvan, ciudad perteneciente a la región de Mefou- Afamba, zona central de Camerún. Alumno aplicado, tuvo que dejar los estudios por falta de medios y comenzar a buscarse un futuro desde muy joven. Por eso a la edad de 24 años tomó la decisión de iniciar un proyecto migratorio, llegando a Marruecos, país que le marcaría como persona y como defensor de Derechos Humanos.
Intentó hasta 23 veces cruzar desde este país a España, a través de saltos a las vallas de los enclaves españoles, e incluso a nado. Fue en uno de esos intentos en el año 2006 cuando algo cambió dentro de él. Intentaba llegar nadando a Ceuta desde la Playa de Bel Younech. Lo hicieron en grupos de dos : él nadaba llevando a su lado a Mamá Jeanette, una mujer camerunesa de avanzada edad, y Sonko, un senegalés era acompañado por Ibrahima, un costamarfileño bastante experimentado como nadador. Aquel día, la Guardia Civil “aplicó” uno de sus protocolos de actuación, recogiendo en su lancha a las cuatro personas y volviéndolas a dejar en el agua para que volviesen a nado a Marruecos. Ante los ojos de Fabien, Sonko moría ahogado. Años más tarde, en 2012, el Comité Contra la Tortura de Naciones Unidas condenaría al Estado español por esta acción que llevó a la muerte al joven senegalés.

Fabien sobrevivió, también Mamá Jeanette e Ibrahima. Pero fue entonces cuando el joven tomó la decisión de buscar Justicia por aquellos hechos, denunciando lo que había pasado. Fabien decidió convertirse en defensor. Desde aquella tragedia no volvió a intentar cruzar a España, comenzando a militar en la ADESCAM (Asociación de Desarrollo y Sensibilización de Cameruneses migrantes en Marruecos) para, posteriormente, formar parte del CCSM (Colectivo de Comunidades Subsaharianas en Marruecos). De ambas sería Presidente, luchando convirtiéndose en un referente para las administraciones, organizaciones sociales y autoridades consulares en Marruecos. Fue uno de los primeros migrantes subsaharianos en obtener una tarjeta de residencia en este país.

Su papel fue fundamental en la Conferencia No Gubernamental de 2006 para la Defensa de Derechos Fundamentales y la Libre Circulación de Personas, impulsada junto a la Asociación Marroquí de Derechos Humanos (AMDH), ATTAC Maroc, Cáritas Maroc, y en la Red Euroafricana.

En 2010 publica su libro ‘Migrant au pied du mur’ (Ed. Atlántica Seguie), dónde relata como su cuerpo y el de miles de compañeros migrantes es atravesado por la política de control de fronteras.

Un año después aterrizará, al fin, en Francia, invitado para presentar su libro. Hablará de este hecho en numerosas entrevistas, contraponiendo con un ácido y valiente humor su trayecto en el avión, rápido y fácil, frente a todo aquel sufrimiento de sus 23 tentativas.

A partir de 2012 Fabien se conviertió en un defensor reconocido por la comunidad internacional, y sus intervenciones  públicas en Europa y en Marruecos se multiplican: en la Asamblea mundial de Migrantes en Dakar, donde se proclama la Carta Mundial de Migrantes, contará con la participación de Fabien, cuya influencia en la redacción es fundamental.
Establecido en Francia, continuará luchando por el reconocimiento de sus derechos en este país sin olvidar el compromiso con los Derechos Humanos de las personas que continuaban en tránsito migratorio.

Desgraciadamente la vida se lo llevó demasiado pronto y el 14 de abril de 2019 murió de un ictus cerebral durante una visita a su país de origen.

«Como seres humanos, estamos aquí para soñar por una utopía, y es esa utopía la que será nuestra razón de vida»