• >
  • El colectivo
  • >
  • Caminando Fronteras pide que España garantice los derechos de 700 muertos y desaparecidos este año en la Ruta Canaria. – EFE
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

Caminando Fronteras pide que España garantice los derechos de 700 muertos y desaparecidos este año en la Ruta Canaria. – EFE

13 mayo 2021

Publicado por Agencia EFE el 13/10/2020 – Fotografía por Ángel Medina G.

La ONG Caminando Fronteras ha exigido este martes que España disponga de protocolos homogéneos para garantizar en todos los casos los derechos de los inmigrantes que mueren o desaparecen en la Ruta Canaria, como las 700 personas que iban en 23 pateras y de las que no se tienen noticias.

Así lo ha manifestado en una rueda de prensa Helena Maleno, la responsable de esta ONG, que desde 2002 acompaña los procesos migratorios de personas que recurren a su teléfono de alertas por ser «el único instrumento de referencia para no morir» en su intento de llegar a Europa en busca de un futuro mejor.

Maleno ha considerado que la militarización del Mediterráneo ha conducido a que la frontera sur de Europa se haya trasladado al Atlántico, concretamente a Canarias, que es en la actualidad la ruta migratoria más peligrosa tras la de Libia.

La activista ha insistido en la necesidad que tienen las familias de las personas que mueren o desaparecen en su travesía hacia Europa de saber qué ha pasado con ellas y qué procedimiento se ha seguido para enterrarlas, en los casos en los que haya sido posible, ya que estima que existe un «vacío» por el que muchos países de la UE se niegan a reconocer los derechos de los migrantes que fallecen intentando alcanzar sus costas.

Esas familias, que siguen preguntando por los suyos meses después de su partida, necesitan saber si han recibido un enterramiento digno, acorde con sus creencias, y quién les ha acompañado en su final, para que algún día puedan venir aquí a buscarlos, ha referido.

Helena Maleno ha advertido que «lo que le puede pasar a Canarias es lo que le ha pasado a Lesbos», de ahí que haya instado al Gobierno de España a gestionar de manera colegiada el repunte migratorio que se registra en esta frontera, al entender que este fenómeno precisa de la acción de muchos de sus departamentos, y no solo del de Interior.

La voz de Caminando Fronteras ha deseado «que Canarias no se convierta en un agujero negro de los derechos humanos» y ha aludido a la necesaria solidaridad que han de mostrar el resto de territorios españoles con esta emergencia humanitaria, ya que «bloquear en estas islas a personas que van de camino es no respetar sus derechos».

Para esta ONG, la política de frontera que aplica España es «la de no hacer nada e invisibilizar a los muertos», dado que no hay familias que los reclamen» por el miedo que sienten a ser represaliados por ello, una situación tiene, según recalca, tiene un «impacto legal y moral» muy importante en los parientes de los fallecidos y desaparecidos, que también «tienen derecho a la reparación y a la no repetición».

La organización pretende ponerse en contacto con el Centro Nacional de Desaparecidos para tratar de que se encargue de «dignificar las muertes» de los migrantes o establecer unos protocolos homogéneos que permitan «saber cómo se han de registrar» esos fallecimientos, lo que evitaría que la información extraoficial que se posee en la actualidad pueda seguir siendo utilizada para extorsionar y también para difundir bulos acerca del devenir de estas personas.

Sobre la reciente visita a Canarias del ministro de Migraciones, José Luis Escrivá, Maleno ha dicho que mientras en España siga primando el enfoque «securitario no se podrá dar una acogida digna a los inmigrantes», al tiempo que ha alertado de que «cuando no se pone en el centro a las personas, cuando parece que todo es caótico y que viene una avalancha» se da pie a que surjan brotes racistas, como los detectados recientemente en Gran Canaria.

«Son personas que pueden transitar, no se les puede bloquear en Canarias, esa es una política torpe que puede violentar los derechos de ellos y de la población» local, ha aseverado esta activista, que vive de cerca la angustia que genera, de un lado y de otro, en tierra y en el mar, esta peligrosa ruta migratoria. EFE

Deja un comentario